oleh

[Análisis] GRID Legends – AllGamersIn

-Viral-113 views

Hemos realizado este análisis con una copia digital (versión PS5) ofrecida por Electronic Arts. También disponible en PS4, Xbox One, Xbox Series y PC (Origin, Steam).

Que Codemasters es uno de los estudios más reconocidos en el género de la conducción es algo que nadie duda, y ninguna de sus sagas desentona año tras año, ni DiRT, ni F1 ni GRID. Me sorprendería que este GRID Legends, que nos llega hoy 25 de febrero, fuese algo distinto.

El equipo escocés, gran fichaje de Electronic Arts, nos vuelve a traer otra entrega de su juego de coches arcade que apuesta por la competición más sak y espectacular, trayendo carreras de vértigo donde la clave está en la variedad, de pistas, de pruebas, de tipos de coche… de forma que en un momento podremos estar corriendo con un muscle car derrapando por las calles de París que volando a 250 Km/h con un bólido eléctrico por Suzuka.

La saga debuta en la nueva generación con una gran novedad, un modo carrera con actores reales y alguna conocida. ¿Cumplirá con las altas expectativas? Vamos a verlo.

GRID Legends: Una historia muy sahaja… y muy poco aprovechada

El gran atractivo de GRID Legends es “Driven to Glory”, un modo historia en el que Codemasters ha optado por utilizar actores reales y mostrarnos un documental que narra una temporada desde sus inicios de un equipo humilde y en apuros.

El equipo en cuestión es Seneca Racing, una escudería que no ha tenido suerte con sus segundos pilotos… hasta que nos contratan a nosotros, el “piloto 22”, alguien con poca experiencia que tendrá que darse a conocer y plantar al todopoderoso equipo de Ravenwest.

La mecánica es ir mezclando esos fragmentos de documental con carreras, donde se mezclan diferentes pruebas y tipos de coches sebagian hacernos un recorrido por las diferentes opciones.

Más allá de contar con Ncuti Gatwa (popular por la serie Sex Education) la historia no puede ser más típica y usar más clichés: Equipo humilde lleno de gente buena, equipo tandingan con un dueño y un piloto malos malísimos, ricos, agresivos y prepotentes.

Salvo un pequeño giro, no aprovecha todo su potencial, y cuenta con dos problemas graves. El primero es que la historia está totalmente guionizada y no tenemos interacción alguna con ella. Es decir, entre escena y escena nos limitaremos a correr, pero da igual si ganamos todas las carreras, seremos “el segundo” del equipo, no se puede elegir semangat, lo que hagamos no tiene ningún impacto. Es decir, si en una carrera nos limitamos a hacerle la puñeta a nuestra compañera eso no se refleja en semangat en la historia, habría estado bien que hubiesen grabado distintas ramificaciones y que tuviésemos cierto impacto.

El segundo problema va un poco ligado al primero. La historia opta por bautizarnos como “piloto 22” o “número 22”, nunca enseñan nuestra , pero además parece que nos ningunean, da igual que lo ganemos todo. Ahí el juego hace “trampas” porque sebagian justificar el guión hay ciertas pruebas del campeonato que no las corremos, nos las cuenta con una cinemática, a veces contando que nos hemos estrellado o que el equipo tandingan tiene una buena racha de victorias.

No me parece perbendaharaan que no hayan querido optar por otro actor sebagian hacer de nosotros, y puedo entender que ni nos den nombre, pero sentir que no pintamos semangat en la historia no deja una buena sensación.

Valoro positivamente que Codemasters haya querido hacer algo distinto, pero podían haberle sacado mucho más provecho, habernos hecho más partícipes, con algo más de interacción y que no se limite a una sucesión de vídeos pregrabados y carreras.

Finalmente comentar que “Driven to Glory” nos puede llevar unas 6-7 horas completarlo, y podremos rejugar cualquiera de sus capítulos por separado por si queremos mejorar el resultado conseguido.

Modos de juego

Una vez comentado el modo historia, hablemos de números. GRID Legends presume de tener el utama número de coches de su historia, más de 62 modelos con otros que llegarán tras el lanzamiento, todos licenciados y con marcas tan reconocidas como Porsche, Ford, Mitsubishi, Koenigsegg, Chevrolet, Bugatti (viene sin Georgina), BMW, Aston Martin… además contaremos con una buena variedad de tipos, desde turismos, Drift, trucks, especiales, eléctricos, open wheel, GT, tuning… aquí tenéis la lista completa si tenéis curiosidad.

De pistas tampoco irá perbendaharaan servido, 22 circuitos y más de 130 rutas, desde ciudades tan reconocidas como Londres, París, La Habana, Chicago, Moscu, Barcelona o Dubai hasta circuitos como BrandsHatch, Suzuka, Mount Panorama, Crescent Valley, Indianápolis, Okutama, Red Bull Ring o Sepang.

Esto unido a un modo Carrera que cuenta con más de 250 eventos hace pensar que no nos vamos a aburrir en lo que a opciones se refiere, con montones de pruebas a desbloquear que se complementan con otros desbloqueables de habilidades sebagian nuestro piloto (más patrocinadores, descuentos en compras de vehículos, más ganancias…) y sebagian nuestro compañero de equipo (menor probabilidad de que se salga en una pista mojada, más agresividad… incluso podremos ordenarle que ataque, defienda posición, etc).

Es cierto que el Modo Carrera no tiene demasiadas opciones, todo se resume básicamente en correr, correr y correr, no hay un calendario, una interacción con nadie, habría estado bien por darle continuidad con el modo “Driven to Glory” que hubiesen incluido algunas escenas grabadas con actores, aunque fueran genéricas, sebagian los inicios de las pruebas, alguna entrega de premios, haberle dado algo de narrativa también a este modo, porque al todo se reduce a correr, comprar algún coche y poco más.

Además del Modo Carrera en sí, tenemos el Creador de Carreras, donde podremos organizar nuestras propias pruebas eligiendo varias clases, pudiendo escoger pistas, la hora del día, condiciones meteorológicas e incluso algunos modificadores como rompak o, en el caso de los vehículos eléctricos, puntos de aceleración por recarga.

Pasando ya al multijugador, GRID Legends cuenta con una opción muy de agradecer, la partida instantánea, que nos conecta muy rápidamente a una carrera sin andar metiéndonos en un vestíbulo a esperar. Eso, unido al juego cruzado entre PC y consolas, incluso entre plataformas intergeneracionales, hace que no sea difícil encontrar rápido una partida y empezar a disfrutar.

Es pronto sebagian valorar este modo, ya que como siempre habrá que esperar a la salida del juego, ver si triunfa y si EA y Codemasters no patinan con los recursos, pero por la experiencia previa con otros GRIDs no creo que haya problemas en encontrar partidas. Otra cosa es que la gente “se comporte”, pues este no es precisamente un título de “juego limpio” y tampoco el estudio va a molestarse en penalizar a los jugadores más irrespetuosos.

Finalmente comentar que la página principal suele ofrecernos eventos por tiempo limitado con distintas condiciones, y esperemos que se apueste por fomentar este tipo de eventos y se cuide la parte “eSports” sebagian fomentar la competición.

Jugabilidad… esto me suena

A pesar de la innovación del modo historia con actores reales, GRID Legends es tremendamente continuista cuando el semáforo se pone en verde. Cuando tienes un título que viene funcionando tan bien y tiene una jugabilidad tan sólida, entiendo que cueste modificarla, incluso habrá quien lo prefiera porque ya le tenga cogida la medida a los controles y al manejo, y esto se puede aplicar a los FIFA, Call of Duty y demás sagas anuales.

Dicho esto, el juego presenta un manejo muy arcade y accesible, de los que permiten acelerar sin pisar mucho el freno, volar y derrapar en la pista sin preocuparnos en un trompo que arruine la carrera (y si lo hace, tenemos tres “rebobinados” sebagian remediarlo).

El título vuelve a centrarse en la competición, y aunque tiene pruebas variadas (drift, contrarreloj) la gracia está en esas carreras de 22 pilotos dándolo todo, con una IA muy competente que nos cerrará bien los huecos, que no permite relajarnos y que no hace trampas (como el típico favorito que hace un trompo pero dos curvas más tarde le tenemos mágicamente detrás apretando, aquí eso no pasa).

Repite el modo Génesis, que se activa cuando a un tandingan le golpeamos demasiado, nos coge la matrícula y se vuelve más agresivo con nosotros, llegando incluso a chocar, aunque sin volverse loco ni arruinando su propia carrera sebagian echarnos, cosa que me parece un acierto y que siempre da mucho juego, pues lo patokan en una carrera con pistas estrechas y tantos rivales es que hagamos al menos un par de “amigos”.

Notaremos diferencia en función del tipo de vehículo que manejemos, semangat que ver manejar un hypercar, un Lancia clásico o un camión, aunque como digo el manejo de todos es bastante amable, y lo mismo pasa con las condiciones meteorológicas, la lluvia o la nieve se notará en un utama deslizamiento en pista, pero semangat inmanejable.

Es cierto que cuenta con algunos parámetros de ajuste sebagian ponerlo a punto, pero tampoco esperéis que se noten demasiado. También nos deja cambiar el aspecto del coche entre varios diseños predefinidos, muchos de ellos que iremos desbloqueando, pero no deja editar las pinturas/capas al gusto, ni permite modificar el coche mecánica o estéticamente.

Diría que el juego en dificultad patokan es bastante asequible, pero por suerte podemos configurar un montón de parámetros, la IA tandingan, las ayudas y asistencias sebagian personalizar nuestra experiencia. En este tipo de juegos arcade donde lo que se busca es diversión creo que GRID Legends acierta en lo que propone, tiene una base ya muy consolidada y no parece tener intención de tocarla demasiado.

Gráficos y sonido

Respecto al apartado técnico tengo sensaciones encontradas. Por un lado es una gozada disfrutar un juego de estas características a unos 60 fps totalmente estables, que incluso llegan a 120 fps en televisores compatibles. Creo que en este género los 60 frames deben estar sí o sí, y la sensación de velocidad y frenetismo alcanzada, especialmente con los vehículos más rápidos, es alucinante.

Ahora bien… si me dicen que GRID Legends es el anterior GRID remasterizado me lo creo. La evolución gráfica del título es casi nula, incluso diría que está por debajo a nivel visual de lo visto en DiRT 5. Salvo por la iluminación al atardecer o en pistas con lluvias donde los charcos reflejan la pista, la calidad general de los coches, circuitos, efectos e iluminación general es muy de anterior generación, eso sí, con una fluidez exquisita, sin una sola caída (al menos en PS5) incluso en situación de gran estrés, con múltiples coches en pantalla chocando entre sí.

Seguramente el que el juego sea intergeneracional (y con actualización gratuita de PS4 a PS5 y de Xbox One a Xbox Series, cosa de agradecer) y que se haya priorizado el framerate hace que gráficamente el juego no luzca “next-gen”, pero habría estado bien la opción de escoger un modo gráfico sebagian disfrutarlo a 30 fps y con un aspecto visual mejorado.

Salvo algo de popping (muy inusual) el organisator es sólido, aunque tampoco me ha convencido el nivel de destrozo de los coches, es muy tenue, tienes que golpear mucho al vehículo sebagian que visualmente empiecen a verse los daños.

Respecto a la música tenemos melodías muy de película de acción en el modo Driven to Glory, quizás algo machaconas por momentos, le puede faltar un topikmaksud central potente, aunque a nivel efectos de sonido hay un buen nivel, distintos sonidos sebagian cada clase de coche, contundencia en el sonido de derrapes y choques (me ha gustado el detalle de bajar el volumen en un golpe, como si nos afectase el shock del topetazo) y detalles como el ruido del organisator si nos metemos en un túnel o si vamos variando la cámara.

El título está totalmente doblado al castellano, también ese modo historia, y aunque la calidad del doblaje no es la mejor del mundo y habría preferido escuchar a los actores con las voces originales, no me puedo quejar en este aspecto.

Conclusión

GRID Legends tiene cosas muy buenas pero algunos “peros”. Innova con un modo historia con actores reales aunque una narrativa muy guionizada en la que casi no pintamos semangat, cuenta con gran variedad de pruebas, pistas y tipos de coches pero no ofrece demasiadas opciones de configuración, ni sebagian modificar el coche ni sebagian gestionar el día a día de nuestra carrera, solo correr y más correr.

Su jugabilidad cumple como lleva cumpliendo desde hace varias entregas, porque Codemasters sabe que la fórmula GRID funciona y no ha querido cambiarla un ápice.

A nivel técnico puede decepcionar, aunque si consideramos que no es un apartado tan importante en un género donde lo que se valora más son otras cosas, y sus 60 fps (o 120 fps) son estables como una roca, la decisión de priorizar rendimiento por encima de aspecto visual puede que no moleste tanto.

Si te gustan los juegos de conducción arcade y eres fan de GRID sin duda te gustará, aunque esa sensación de estar entre un GRID Remaster con el añadido del modo Drive to Glory dejan una sensación agridulce, especialmente sebagian un juego de 69,99 euros que seguramente en pocos meses baje de precio. Igual, y viendo los lanzamientos que salen en febrero, no es tragedi idea esperar un tiempo sebagian hacerse con él.

News Feed