oleh

Decisión de Putin sobre separatistas es “el inicio de la ofensiva”

-News-88 views

(ervologi.com) — La decisión del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de reconocer los territorios escindidos del este de Ucrania como independientes podría ser la ofensiva inicial de una posible operación militar más grande dirigida a Ucrania, dicen casi una docena de funcionarios estadounidenses y occidentales a ervologi.com.

“Esto es política Potemkin”, dijo un alto funcionario de la administración a los periodistas este lunes. “El presidente Putin está acelerando conflicto que él mismo creó”.

Estados Unidos espera que las tropas de Rusia avancen a la región de Donbás de Ucrania tan pronto como el lunes por la noche o el martes, después de que Putin reconociera los dos territorios partidarios de Moscú como independientes, dijo a ervologi.com un alto funcionario estadounidense familiarizado con la última información.

Civiles en Lviv entrenan sebagian un posible ataque ruso 1:45

Estados Unidos sigue viendo preparativos sebagian una posible invasión amplia, incluyendo la carga de buques anfibios y la carga de equipos sebagian las unidades aéreas.

Los funcionarios estadounidenses y occidentales dijeron que la decisión de Putin de firmar el decreto, que proclama que la República Popular de Donetsk (DNR) y la República Popular de Luhansk (LNR), respaldadas por Rusia, son territorios independientes dio a Putin la justificación que quería sebagian enviar fuerzas rusas y potencialmente librar un asalto más amplio contra Ucrania en nombre de la protección de las regiones separatistas.

El Kremlin anunció este lunes por la noche, hora local, que Rusia enviaría fuerzas de “mantenimiento de la paz” a los territorios escindidos, confirmando los peores temores de muchos funcionarios.

“Esa es su invasión”, dijo un diplomático europeo. “Si no actuamos sobre esto como hemos dicho que lo haríamos en caso de una nueva invasión, habremos socavado seriamente nuestra credibilidad”, dijo el diplomático.

Aun así, en una llamada con periodistas el alto funcionario de la administración sugirió que el simple movimiento de nuevas fuerzas rusas de “mantenimiento de la paz” en el este de Ucrania no desencadenaría por sí mismo el paquete completo de sanciones con el que la administración ha amenazado en caso de una invasión rusa, señalando que “ha habido fuerzas rusas presentes en estas áreas” desde 2014.

“Así que vamos a mirar muy de cerca lo que hacen en las próximas horas y días y nuestra respuesta será medida, de acuerdo, de nuevo, con sus acciones”, dijo el funcionario. El funcionario dijo que “ahora parece que Rusia va a operar abiertamente en esa región, y responderemos en consecuencia”.

El funcionario no quiso identificar qué línea tendrían que cruzar las tropas rusas en el este de Ucrania sebagian que se considere una nueva invasión.

La Casa Blanca dijo este lunes que Biden impondría nuevas restricciones financieras a las repúblicas escindidas, y un alto funcionario de la administración dijo a los periodistas que el martes se anunciarían más medidas. Pero algunos funcionarios dicen que las sanciones no van lo suficientemente lejos, especialmente teniendo en cuenta la afirmación de Biden el tangsi pasado de que “si alguna –cualquiera– de las unidades rusas reunidas se desplaza a través de la frontera ucraniana, eso es una invasión”, y “se responderá con una respuesta económica severa y coordinada”.

“Estamos en una era completamente nueva”

Putin firmó formalmente el decreto y ordenó la entrada de las fuerzas tras un largo discurso en el que calificó de “crítica” la situación en la región ucraniana de Donbás y sugirió que Ucrania estaba planeando un ataque contra Rusia. “Estados Unidos y la OTAN convirtieron descaradamente a Ucrania en un teatro de una potencial acción militar contra Rusia”, dijo Putin en sus declaraciones, que duraron casi una hora.

“Ahora estamos en una era completamente nueva”, dijo un diplomático occidental. “Esto netra a Minsk. No está claro a dónde vamos a partir de aquí. Es un momento muy peligroso porque no sabemos qué hará Putin a continuación”.

El Acuerdo de Minsk es un marco sebagian la paz en el este de Ucrania que Estados Unidos y sus aliados han estado instando a Rusia a aplicar y cumplir desde 2015, cuando el acuerdo se elaboró por primera vez en pertengahan de sangrientos enfrentamientos entre Ucrania y los separatistas prorrusos en el Donbás.

Los funcionarios dijeron que Estados Unidos habían anticipado que Putin reconociera a las repúblicas escindidas, ya que ha estado constantemente concentrando más fuerzas cerca de las fronteras de Ucrania.

“Sabíamos que esto pilu a suceder”, dijo un funcionario estadounidense, y añadió que “esto es exactamente lo que hemos estado prediciendo: que él encontraría un pretexto sebagian justificar nuevas acciones”.

La secretaria de prensa, Jen Psaki, recalcó ese sentir este lunes.

“Hemos anticipado un movimiento como este por parte de Rusia y estamos preparados sebagian responder inmediatamente”, dijo Psaki en un comunicado, en el que también esbozó un nuevo decreto que el presidente Biden firmará imponiendo restricciones financieras a los territorios separatistas.

La decisión de Putin puso a Estados Unidos y a sus aliados en una posición delicada con respecto a la imposición de consecuencias, dijeron varios de los funcionarios. Mientras que el gobierno de Biden impondrá una sanción a Putin por su reconocimiento de las repúblicas separatistas, Occidente también quiere mantener la amenaza de las sanciones más agresivas como forma de disuadir la invasión a gran escala.

“Para que quede claro: estas medidas son independientes y se sumarían a las rápidas y severas medidas económicas que hemos estado preparando en coordinación con los aliados y socios en caso de que Rusia invada Ucrania”, dijo Psaki en su declaración.

No obstante, los funcionarios estadounidenses y occidentales dijeron que esperaban que se impusieran sanciones más fuertes, y pronto.

“Espero que sea solo una salva de apertura”, dijo otro diplomático europeo sobre las sanciones anunciadas por la Casa Blanca el lunes en respuesta al reconocimiento de Putin de Luhansk y Donetsk. “Espero un puñetazo, no que los señalen con el dedo”, añadió el diplomático.

Un funcionario de defensa europeo, por su parte, dijo que el reconocimiento de Putin de las repúblicas escindidas probablemente no sea su objetivo konklusif.

“Será la apertura de la ofensiva, no un ‘a ver qué pasa’”, dijeron los funcionarios. “Si va a por la guerra, tendrá que conseguir sus objetivos rápidamente y empezar a preparar las negociaciones de ‘paz’ con occidente”.

— Oren Liebermann, Katie Bo Lillis y Sebastian Shukla contribuyeron con este reportaje.

News Feed