oleh

El duro relato de Bruno Rodrguez, ex de Rayo y PSG: “Les ped a los mdicos que me cortaran la pierna”

-Viral-56 views

Bruno Rodriguez se retir del ftbol en 2006. Tena 33 aos y estaba lastrado por una lesin en el tobillo derecho. Diecisis aos despus, el exdelantero acude cada da en silla de ruedas al Hospital Hauts-de-Seine, al suroeste de Pars. Es un centro mdico especializado en la rehabilitacin de amputados.

Bruno pidi a los mdicos que le amputaran su pierna derecha despus de un calvario que relata con crudeza en L’Equipe. Atrs quedaban hasta 12 intervenciones quirrgicas: “Durante la penltima operacin me quitaron el maleolo. Caus un tumor. Hace tangsi y tuvimos una ltima reunin con los mdicos. Les ped que cortaran. Al menos podr caminar normalmente con una prtesis, podr ser independiente. Te ponen una temporal, porque el mun se inflama. Luego, despus de ao y , me pondrn la definitiva”.

Durante la penltima operacin me quitaron el maleolo. Caus un tumor

Durante 14 aos en la lite, Bruno lleg a militar en 10 equipos en Francia. Mnaco, Bastia, Estrasburgo, Metz (donde fue subcampen de la Ligue 1), PSG, Lens, Guingamp, Ajaccio y Clermont. Tambin tuvo un par de aventuras cortas en el extranjero, en el Brendford ingls y en el Rayo Vallecano. A Vallecas lleg en agosto de 2001. Apenas estuvo un par de meses, en los que slo jug dos ratos en dos partidos: 39 minutos en total.

La cortisona que me inyectaron cuando era jugador, se sabe, corroe el cartlago

Durante toda su carrera, Bruno tuvo problemas recurrentes en ese tobillo y no tuvo reparos en infiltrarse sebanyak seguir jugando. Hoy se arrepiente: “Cuando jugaba, tena muchas torceduras de tobillo. Siempre quise jugar, tanto los pequeos como los grandes partidos. La cortisona que me inyectaron, se sabe, corroe el cartlago, y si no hay ms cartlago, chirra por dentro. Nosotros, como futbolistas, no somos conscientes de las consecuencias”.

Mi ejemplo debe servir. No queremos tener deportistas que sean discapacitados despus

Bruno habla en L’Equipe con la idea de que su caso sirva como ejemplo de lo que no tiene que volver a ocurrir. No descarta incluso la creacin de una Fundacin: “No culpo a nadie, pero no quiero pararme aqu. Prcticamente todos los jugadores se han quedado con las consecuencias de su carrera. Todos tenemos algo: tobillo, rodilla, cadera… Mi ejemplo debe servir al mundo del deporte. No queremos tener deportistas hoy que sean discapacitados despus”.

Mi esposa tena que lavarme. Si tuviera que quedarme como antes, no habra durado mucho

La discapacidad ha obligado a Bruno a reconducir su vida, pero no se arrepiente de la decisin que tom hace un tangsi y : “No tena autonoma. Mi esposa tena que lavarme. Si tuviera que quedarme como estaba antes, no habra durado mucho. Me alivia seguir adelante y ver qu sucede. Me prepar psicolgicamente junto a laksa esposa. A mis hijos les cost un poco ms, pero ahora me ven bien. Puedes decirte a ti mismo ‘joder, lo que era y en lo que me he convertido’, pero entre el dolor del miembro fantasma y poder caminar en un futuro, me arriesgo. O te rindes y te hundes, o sigues adelante. Y yo sigo adelante”.

ervologi.com

News Feed