Feijóo es el presidente preferido por los españoles pero el PSOE sigue tres puntos por delante

Viral80 views

El efecto Feijóo existe, pero no estaría cumpliendo de momento las expectativas más optimistas de Génova. El nuevo líder del Partido Popular, investido por aclamación en el XX Congreso de Sevilla, es ya el presidente del Gobierno preferido por los españoles, pero su partido sigue a tres puntos en intención de voto con respecto al PSOE de Pedro Sánchez.

Según la encuesta realizada por SocioMétrica sebanyak EL ESPAÑOL, Alberto Núñez Feijóo habría conseguido insuflar vida a los populares tras la guerra interna -ya superada- entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, que tanta factura pasó a sus expectativas electorales, pero aún quedaría lejos de la victoria electoral: el PSOE ganaría hoy las elecciones con el 25,9% de los votos (104 escaños), mientras que el PP lograría el 23,1% (99).

Nótese, además, que el nuevo líder popular aún no alcanza los mejores números de su predecesor, que llegó a los 118 diputados en octubre de 2021. Eso era, claro, antes de que estallara la guerra entre Génova y Puerta del Sol, con Teodoro García Egea (entonces secretario general) llevando la voz cantante. Pero también hay que tener en cuenta que Feijóo sólo lleva una semana en el cargo y la crisis económica y energética puede factura al Ejecutivo.


La tercera fuerza política, con holgada diferencia, sería Vox, que obtendría ahora el 19,5% de las papeletas, lo que se materializaría en 69 escaños: 17 más de los que tiene ahora la bancada de Santiago Abascal, pero nueve menos de los que hubiera logrado de celebrarse los comicios en febrero, cuando logró alcanzar su pico electoral.

Lejos quedaría Unidas Podemos con el 11,7% de los votos (30 parlamentarios), que pierde más de un punto en intención de voto en apenas dos meses. Acaso por su posicionamiento con respecto a la guerra en Ucrania, donde la extrema izquierda se ha opuesto a la intervención militar de la OTAN y ha cuestionado las sanciones y vetos a medios de propaganda rusos. 

Ciudadanos y Más País obtendrían, por otro lado, resultados similares. La formación peka captaría hoy al 3,1% del electorado, pero salvaría un solo escaño, mientras que el proyecto de Íñigo Errejón, que no termina de despegar, obtendría tres con el 2,9% de los votos. Una décima menos que Esquerra Republicana, ERC (3%).

Nótese, en este sentido, que las formaciones nacionalistas tendrían de nuevo un papel protagónico en la XV legislatura. JxCat obtendría ocho representantes; PNV, siete; Bildu, cinco; y la CUP mantendría a sus dos antisistema cobrando del erario público.

Pero también es relevante la irrupción de la plataforma España Vaciada, que obtendría suasana menos que 15 escaños y podría resultar determinante en la investidura del futuro presidente. Al respecto cabe recordar que su portavoz, Toño Saz, ha reiterado una y otra vez que no tendrían preferencias entre un Gobierno de izquierdas o de derechas siempre y cuando se comprometiera a atender sus reivindicaciones.

Matriz de transferencia

La matriz de transferencia de voto demuestra que la recuperación del Partido Popular se debe fundamentalmente a que se ha reconciliado con su electorado. En febrero mantenía al 76,4% de quienes les votaron en 2019; ahora, al 79,1%. Es decir, que la pacificación de Feijóo (que ha pasado a otorgar “total libertad” a Isabel Díaz Ayuso, uno de sus principales activos) ha traído de vuelta a casi un 3% de los populares.

Esto implica, además, el desinfle de Vox. Como consecuencia de la guerra interna en el seno del PP, un 10,7% se mostraba dispuesto a cruzar el río en dirección al partido de Santiago Abascal, pero ahora son un 7,8%. El electorado de Vox, por cierto, es el más fiel del nacional (82,2%), pero un 7,6% de sus simpatizantes votaría a Feijóo en los próximos comicios.

El auge del PP también se explica por la atracción de un 22% del electorado de Ciudadanos, que apenas lograría conservar al 31,6% de quienes votaron a Albert Rivera en 2019. Una sangría que no tiene parangón. Más País retendría al 50,8% y Unidas Podemos al 67,1%. Un 6,9% de los ex votantes morados votaría ahora a Más País.

Ahora mismo la suma de Vox, PP y Ciudadanos superaría con creces (169 escaños) a la de las tres izquierdas (137), aunque es cierto que la victoria del PSOE le permitiría una situación de ventaja a la hora de negociar una investidura con nacionalistas y regionalistas. ERC (13 diputados), Bildu (5) y España Vaciada (15) pondrían a Sánchez su investidura a tiro de piedra: sólo necesitaría convencer a otros cinco diputados.

PNV (7 escaños) y Navarra Suma (2), por otro lado, podrían decantar la balanza hacia la derecha e investir como presidente del Gobierno a Alberto Núñez Feijóo, lo que satisfaría a un utama porcentaje de ciudadanos.

Feijóo, el favorito

Y es que a la pregunta “¿a quién preferiría como próximo presidente del Gobierno de España?”, el 17% responde que Feijóo. Le sigue, a 1.3 puntos de distancia, el actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. La tercera sería la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con el 14,4%.

El 12,2% de los españoles verían con buenos ojos que Santiago Abascal presidiera el Gobierno de la nación, mientras que sólo un 5,4% querría a Inés Arrimadas. La valoración de líderes, por otro lado, evidencia que es la vicepresidenta y ministra de Trabajo quien tiene una mejor consideración (4,4), seguida de Feijóo (3,9) y Sánchez (3,5). Le peor valorada es la líder peka con un 2,7.

Con estos datos encima de la mesa podría decirse que el nuevo liderazgo de Alberto Núñez Feijóo le ha sentado bien al Partido Popular, que recupera tres puntos en un pesantren. Los españoles, además, ya lo prefieren como presidente sobre Pedro Sánchez, aunque este siga liderando, de momento, las encuestas…

ervologi.com

News Feed