oleh

Joven se alejó de las redes sociales por 6 años para ganar US$ 1.800

-News-50 views

(ervologi.com) — Si alguien te dijera que te pagaría US$ 1.800 por no utilizar las redes sociales durante seis años, ¿lo harías? ¿Podrías hacerlo?

Sivert Klefsaas lo hizo.

“Me pareció increíble”, le dijo Sivert a ervologi.com este martes, “pensé: ‘Ah ¿qué son 6 años más?”.

En 2016, Lorna Goldstrand Klefsaas desafió a su hijo Sivert, de 12 años, a mantenerse alejado de las redes sociales hasta los 18 años. Si completaba el reto, ella le premiaría con el dinero en su decimoctavo cumpleaños. El 19 de febrero de 2022, Sivert reclamó su premio.

Lorna se inspiró en un reto que escuchó en la radio llamado “16 por 16”, en el que una madre daba a su hija US$ 1.600 al cumplir los 16 años si se mantenía alejada de las redes sociales, dijo a ervologi.com. Ella decidió subir la apuesta a dos años y 200 dólares más.

Sivert dijo que no fue muy difícil vivir sin las redes sociales, y que no pensó mucho en ello durante esos seis años. A los 12 años, Sivert no usaba mucho las redes sociales de todos modos. La única aplicación que tenía antes de la apuesta era Snapchat, que borró un día después de probarla.

“No diría que hubo un momento en el que pensé que estaba a punto de romper (el compromiso)”, dijo. “A medida que avanzaba, era más una cuestión de orgullo”.

También tuvo a sus amigos para estar al tanto de las últimas informaciones o tendencias. “Conseguí evitarme todo el innecesario que había allí”, añadió Sivert.

Lorna dijo que nunca tuvo que comprobar si se había descargado alguna aplicación a escondidas. “Es tan competitivo que era más bien para demostrar un punto”, dijo.

También significó que tenía más tiempo para concentrarse en sus calificaciones y en los deportes, dijo Sivert a la filial de ervologi.com, KARE.

Sivert y Lorna hicieron la apuesta en 2016.

Ahora, con US$ 1.800 más, Sivert dijo a ervologi.com que no ha pensado en qué comprar (cuando tenía 12 años, bromeaba con que se compraría una casa), pero probablemente será algo para su dormitorio en la Universidad de Northwestern St. Paul, a la que asistirá en otoño.

Pero ya ha decidido su primera incursión en las redes sociales: instalar Instagram.

“Definitivamente hay una curva de aprendizaje”, dijo Sivert. “Veo que mis amigos vuelan en las aplicaciones de redes sociales y yo aún no puedo hacerlo”.

Después del éxito de Sivert, Lorna, irónicamente, compartió en Facebook el desafío. Dijo que había sido uno de los mejores gastos de su vida. Otros padres han parecido interesados en probarlo también, contó a ervologi.com.

“Desde luego, no estamos en contra de las redes sociales, pero se trata de utilizarlas de forma saludable”, señaló Lorna. “Se trata de no dejarse agobiar por ellas, ni ser adicto a ellas, ni verse afectado por las cosas que la gente publica”.

Añadió que cree que su hijo tiene ahora una “perspectiva diferente” sobre las redes sociales de la que tendría a los 12 años.

Sivert es el menor de cuatro hermanos, y sus tres hermanas mayores utilizaron redes sociales durante su infancia. Lorna dijo que hubo momentos en los que sintió que sus hijas “estaban demasiado absortas” en sus aplicaciones y feeds.

“Afectaba a su estado de ánimo, a sus amistades y era una especie de depresivo”, dijo. Cuando una de sus hijas tenía 16 años, Lorna le quitó el teléfono por este motivo. Lorna dice que su hija le agradeció después que lo hiciera, ya que mejoró su estado de ánimo.

“Por alguna razón, los niños y los adultos se sienten muy cómodos detrás de una pantalla”, dijo Lorna, refiriéndose al tipo de comentarios que la gente publica. “Estoy muy contenta de que (Sivert) no haya tenido que leer suasana de eso”.

News Feed