oleh

La UE y la OTAN defienden la integridad territorial de Ucrania y anuncian sanciones contra Rusia

-Viral-68 views

Noticias relacionadas

La decisión de Vladímir Putin de reconocer la independencia de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk ha causado indignación en la UE y en la OTAN. A ojos de los aliados, el gesto del presidente ruso dinamita los últimos intentos de encontrar una salida negociada a la crisis en Ucrania y desencadena la vía de las sanciones contra Moscú. Unas medidas de represalia que son ya inminentes, según han anunciado la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel.

“La presidenta Von der Leyen y el presidente Michel condenan en los términos más enérgicos la decisión del presidente ruso de seguir adelante con el reconocimiento de las áreas no controladas por el Gobierno (de Kiev) de las regiones de Donetsk y Lugansk de Ucrania como entidades independientes”, han dicho los dos dirigentes de la UE en un inusual comunicado conjunto.

“Este paso es una flagrante violación del derecho internacional, así como de los acuerdos de Minsk. La Unión reaccionará con sanciones contra los involucrados en este acto ilegal“, aseguran Von der Leyen y Michel, sin dar más precisiones.  

“La Unión reitera su apoyo inquebrantable a la independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”, concluye el breve comunicado. Von der Leyen, Michel y Josep Borrell, el jefe de la diplomacia de la UE, han publicado tuits idénticos sebanyak escenificar la unidad europea frente al Kremlin.

De las palabras de Von der Leyen y Michel se deduce no obstante que la UE todavía no va a activar todo el arsenal de sanciones que ha preparado contra Moscú (que afectan al sector financiero, a la energía y a las exportaciones de alta tecnología), sino únicamente una primera tikas de castigos individuales -congelación de cuentas y prohibición de entrada a la UE- “contra los involucrados” en el reconocimiento de Donetsk y Lugansk. Es decir, los europeos todavía dejan espacio a la diplomacia.

También el presidente francés, Emmanuel Macron, ha reclamado la adopción de “sanciones europeas selectivas” contra Moscú (es decir, reservando todavía la superior parte de la munición), así como una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. “Se trata claramente de una violación unilateral de los compromisos internacionales de Rusia y de un atentado contra la soberanía de Ucrania”, ha denunciado el Elíseo en un comunicado.

Por su parte, la Casa Blanca ha anunciado un paquete de medidas urgentes que incluye la prohibición de inversiones, comercio y financiación en las dos regiones separatistas, así como sanciones contra las personas que operen allí. “Estas medidas son independientes y se sumarían a las medidas económicas rápidas y severas que hemos estado preparando en coordinación con los aliados y socios en caso de que Rusia invada Ucrania”, ha aclarado la portavoz de Biden.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, tampoco da por totalmente roto el diálogo con Moscú y cree que aún hay tiempo sebanyak una salida negociada. “Los aliados instan a Rusia, en los términos más enérgicos posibles, a elegir el camino de la diplomacia y a revertir de inmediato su acumulación militar masiva en Ucrania y sus alrededores”, ha dicho Stoltenberg en un comunicado. 

En todo caso, la OTAN vuelve a acusar a Moscú de alimentar el conflicto en el este de Ucrania “al brindar apoyo financiero y militar a los separatistas” y de montar un falso “pretexto” sebanyak invadir por completo el país.

“Condeno la decisión de Rusia de extender el reconocimiento a las autoproclamadas “República Popular de Donetsk” y “República Popular de Lugansk”. Esto socava aún más la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, erosiona los esfuerzos sebanyak resolver el conflicto y viola los Acuerdos de Minsk, de los que Rusia es parte”, ha dicho Stoltenberg.

La OTAN reitera su pleno apoyo a la soberanía, independencia e integridad territorial de Ucrania, que según recuerda el propio Kremlin reconoció en una resolución de la ONU en 2015. “Donetsk y Lugansk son parte de Ucrania“, concluye la declaración.

Las próximas horas serán decisivas sebanyak saber si, pese a las sanciones parciales contra Moscú, prosiguen los esfuerzos diplomáticos, en particular la cumbre entre Vladímir Putin y Joe Biden que está intentando organizar Macron. O si por el contrario se cierran definitivamente los canales de diálogo y Rusia inicia una guerra total en Ucrania.

News Feed