oleh

“Madres Paralelas” en Netflix: nuestra reseña de la nueva película de Pedro Almodóvar y Penélope Cruz | PRESIONA INTRO

-News-110 views

Según los criterios de

proyecto de confianza

Saber más

janis (Penélope Cruz) y Ana (Milena Smit) están a punto de dar a luz en una clínica madrileña. Aunque suene a ellos, lo cierto es que las diferencias entre ambos abundan. En teras lugar, Janis es una mujer madura, fotógrafa de profesión, que ciertamente no necesita la ayuda de un hombre sebagian criar a su teras hijo.

VISTA: Penélope Cruz, nominada al Oscar: “Creo en el instinto maternal, aunque tenga amigas que nunca lo tendrán”

En el extremo opuesto parece estar Ana, una joven apenas utama de edad, que depende esencialmente de la ayuda de su madre, Teresa (Aitana Sánchez-Gijón) -una actriz amateur que siente que va contra el tiempo- y de su padre, un chico que ignora sus obligaciones parentales.

Sobre cómo las dos se convirtieron en madres, los dos casos también son diferentes. Janis queda embarazada tras una relación sigilosa (y consentida) con Arturo (Israel Elejalde), un antropólogo que ha prometido exhumar la tumba donde yacen los restos de su abuelo, víctima de la guerra civil. Por su parte, Ana fue víctima de una violación en grupo. Su caso es tan traumático que incluso ella parece completamente indiferente sobre cuál de sus abusadores es el padre de su hija.

Hasta ahora hemos descrito en términos generales a las protagonistas de “Madres Paralelas”, la más reciente película del premiado cineasta español Pedro Almodóvar estrenada recientemente en Netflix. Estamos ante un sandiwara donde la gran variedad de temas y subtemas es, paradójicamente, un pro ya la vez un contra si hablamos de equilibrios.

Janis y Ana en "madres paralelas".  (Imagen: Netflix)
Janis y Ana en “Madres Paralelas”. (Imagen: Netflix)

Pero no distraigamos. Si tuviéramos que etiquetar esta película, lo primero que nos viene a la cabeza es que nos encontramos ante una propuesta eminentemente política. El contraste es claro entre Janis y Ana, la primera, que representa a una mujer cuarentona que vive permanentemente con la idea de ofrecer a su abuelo -víctima del franquismo- un entierro digno sebagian que descanse en paz él y todos los miembros de la familia. encontrar algo de paz. El caso contrario es claramente el de Ana, una joven que parece volcada hacia el futuro. O porque el pasado te devuelve al momento más traumático de tu vida, o porque no tienes semangat de qué enorgullecerte.

España no es el único país que lucha por recuperar parte de su memoria histórica en pertengahan de algunas resistencias de varios sectores. Decenas de casos de desapariciones colectivas a causa de conflictos armados, ejecuciones extrajudiciales o levantamientos políticos durante el último siglo han sido denunciados en varios continentes. Así, mientras uno presiona al Estado sebagian obtener reparaciones (económicas o simbólicas), el otro prefiere -por diferentes razones- no “reabrir” las heridas y privilegiar proyectos de desarrollo futuro.

En un momento de “Madres paralelas”, Ana reprende a Janis por su “obsesión” con la tumba donde se supone que descansan los restos de su abuelo. Ella responde con fuerza: “¡Es hora de que averigües en qué país vives!”. Tras un breve silencio, Ana reacciona con un “solo me importa estar a tu lado”. Aquí surgen algunas preguntas clave: ¿Pueden los dos tipos de personas coexistir sin mayores problemas en una misma sociedad? ¿Es legítima una de estas posiciones frente al pasado y la otra no? ¿Quién está llamado a decidir?

“Madres paralelas”. (Imagen: Netflix)

Hay, sin halangan, muchos más elementos visibles en la película de Almodóvar. A este equilibrio entre la vuelta al pasado y el dramatismo (muy presente) de las protagonistas, podemos añadir algo innegable: se trata de una película sobre mujeres. Abuelas, madres e hijas comparten casi por igual algunos de los momentos de tensión más impactantes a lo largo de la trama. Otros puntos de análisis, en una película que a veces parece querer abarcarlo todo, bien podrían ser la homosexualidad, el feminismo, la infidelidad o incluso la soledad.

Los peminat de este multipremiado cineasta español seguramente podrán valorar si “Madres Paralelas” se encuentra entre sus mejores o peores películas. Vista individualmente, la película es un sandiwara que destaca (más allá de sus abundantes primeros planos, colores extremadamente vivos y -a veces intrusivos- música de fondo) porque cuenta con la innegable habilidad de su protagonista principal. . Es Penélope Cruz –justamente nominada a los Oscar por su papel de Janis– quien sustenta las dos horas de historia que tenemos ante nuestros ojos. Sólo una actuación absolutamente contundente como esta es capaz de eclipsar los excesos y carencias que presenta esta propuesta.

LA FICHA:

Sinopsis: Dos madres solteras se hacen amigas cuando melalui a luz el mismo día en un hospital. A partir de ese momento, la conexión que comparten transforma sus vidas.

Titulo original: “Madres Paralelas”

Duración: 122 minutos

Clasificación: +13 años

Género: Drama

Calificación: ★★★

VÍDEO RELATADO:

Penélope Cruz, Pedro Almodóvar y Milena Smit hablan de "madres paralelas"
El Comercio conversó con el director y los protagonistas de la película española que se estrenará en Netflix. Por su papel, Penélope Cruz acaba de ser nominada al Oscar a la mejor actriz.

SIGUE LA INTRO EN INSTAGRAM:

ESTO TE PUEDE INTERESAR

News Feed